¿Por qué la ansiedad causa dolor?

Cada vez que sientes un ataque de nervios el estómago es la primera zona donde se reflejan los nervios.

La sensación de ansiedad por determinada circunstancia es una emoción normal que nos debemos permitir hasta el momento en que se convierte en un problema de salud.

Las personas con trastornos de ansiedad suelen tener preocupaciones y miedos intensos, excesivos y persistentes sobre situaciones diarias comunes. La emoción puede pasar a extremos de pánico en sólo minutos, así que representan un riesgo para la calidad de vida del paciente.

Según los expertos, las mujeres son más susceptibles que los hombres a sufrir trastornos de ansiedad, principalmente porque sucumben al estrés debido a las múltiples tareas que están bajo su competencia.

Sentir ansiedad constantemente de manera exagerada no sólo afecta nuestra salud mental sino nuestra física. ¡La ansiedad fuera de control duele!.

 

Manifestación física

La ansiedad es una reacción humana natural que surge como respuesta inmediata cuando una persona percibe un peligro o una amenaza.

Su función está asociada a la supervivencia, afecta a la mente y al cuerpo por lo que en el momento inicia todo un proceso bioquímico que deriva en sensaciones físicas.

Durante un episodio de ansiedad se acelera el ritmo cardíaco y respiratorio, hay tensión muscular, sudoración, temblor en piernas y manos, malestar o dolor estomacal. Es la forma que tiene el cuerpo de huir o defenderse de lo que le causa ansiedad.

Estos síntomas son provocados por el aumento en la producción de adrenalina y otras sustancias químicas que preparan la reacción corporal cuando el cerebro procesa y confirma que la situación es realmente peligrosa.

Si los estados de alteración se prolongan se ponen en evidencia otros signos como sensación de debilidad o cansancio, problemas de concentración, dificultad para conciliar el sueño y trastornos gastrointestinales.

Dolor estomacal por ansiedad

¿Te has preguntado por qué cuando sientes ansiedad inmediatamente se refleja en tu estómago? Se llama ansiedad estomacal, sucede porque los nervios se colocan en esta área y desde ahí se manifiestan.

Los síntomas no se limitan al estómago, se sienten desde la boca hasta los intestinos, recorriendo cada órgano del aparato digestivo.

Cuando estamos estresados o ansiosos el organismo produce aceleradamente cortisol, éste es identificado por el estómago, y en consecuencia responde para defenderse con cambios que nos causan:

  • Malestar estomacal
  • Dolor y punzadas
  • Aumento del nivel del ácido estomacal
  • Movimientos intestinales
  • Retorcijones o cólicos
  • Diarreas o estreñimiento
  • Digestión pesada
  • Acidez y ardor
  • Resequedad en la boca
  • Asco y ganas de vomitar
  • Inapetencia

 

Toma el control

El auténtico responsable del bienestar integro de tu organismo eres tú mismo, por puedes aplicar algunas medidas cuando sientas que la ansiedad está minando tu cuerpo:

  • Respira lento y profundo cuando la ansiedad se haga presente.
  • Concientiza lo que estás pensando y si son pensamientos negativos sustituirlos por otros positivos que te lleven a la sensación de calma.
  • Aliméntate de forma balanceada sin saltarte ninguna comida.
  • El ejercicio es un gran aliado para contrarrestar los efectos del estrés y la ansiedad! Elige la actividad física que más te guste y comprométete a dedicarle al menos 30 minutos al día!
  • Toma una pausa en la rutina diaria para disfrutar alguna actividad social o individual que te satisfaga.
  • Comparte tus emociones, es más sano desahogarse a tiempo, en lugar de esperar que las emociones nos desborden y te hagan estallar.
  • Si sientes que la ansiedad se está reflejando en dolor físico busca de inmediato ayuda profesional.

¿Quieres dejar un comentario?

Bienvenido a clínica NEURODOLOR, tu centro de diagnóstico clínico y terapéutico. ¿Cómo podemos ayudarte?