Ozonoterapia: el tratamiento regenerativo para tratar dolor en la columna

El procedimiento también ayuda a mejorar la microcirculación del disco intervertebral estimulando la captación de oxígeno.

La ozonoterapia se ha convertido en un tratamiento médico alternativo muy seguro para tratar dolores de espalda de origen cervical o lumbar.

Esta terapia no es nueva. Ya en la primera guerra mundial se aplicó ozono como antiséptico local para tratar heridas de guerra y posteriormente se fue extendiendo su uso por todo el mundo.

El ozono es un gas que actúa como analgésico, antiinflamatorio y tiene un efecto regenerador a nivel de la columna vertebral.

Las causas de un dolor de espalda pueden ser consecuencia de sobrepeso o posturas corporales incorrectas, así como por lesiones en la columna vertebral, por lo que corresponde al médico tratante determinar el caso y su respectivo tratamiento.

 

Uso específico de ozonoterapia

El dolor de espalda nos puede advertir sobre la presencia de una posible enfermedad degenerativa de columna y la ozonoterapia está siendo el abordaje médico con menor riesgo y de rápida recuperación en muchos casos.

La doctora Gabriela Carrillo, especialista en neurofisiología clínica, explica que este es el procedimiento recomendado para pacientes que presentan un problema articular en la columna debido a alteraciones en el orificio por donde sale el nervio conocido como foramina. También aplica cuando hay problemas en la almohadilla que separa una vértebra de otra (discos).

Esta terapia consiste en la saturación de oxígeno en el organismo a través de la insuflación de una mezcla de oxígeno y ozono al cuerpo por diversas vías.

El objetivo de esta aplicación paravertebral es regenerar discos y tejidos adyacentes a la columna, así como aliviar el dolor y la inflamación producidos por la compresión discal.

También ayuda a mejorar la microcirculación del disco intervertebral estimulando la captación de oxígeno.

 

El procedimiento

Para tratar dolores de espalda causados por alteraciones a nivel lumbar o cervical el ozono se coloca directamente en la columna por dos formas:

  1. Por bloqueo
  2. Por infiltración

El bloqueo guiado se recomienda aplicar bajo la guía de un equipo de rayos X llamado fluoroscopio, el cual indica la ubicación de la zona a tratar.

“Se debe colocar el ozono a una concentración determinada y debemos tener estudiado el sitio donde vamos a colocar el mismo según los síntomas que presenta el paciente” aclara la especialista.

La ozonoterapia mediante infiltraciones, consiste en introducir una aguja en el plano muscular y colocar ozono a través de la misma. Este tipo de procedimiento requiere el uso de fluoroscopio.

Si bien el procedimiento actúa con probada efectividad en todas las áreas a tratar a nivel de la espalda, las zonas más usuales a intervenir son las regiones cervicales y lumbares.

 

Tiempo necesario para mejorar

La neurofisióloga señala que el número de sesiones de ozonoterapia necesarias para mejorar la condición del paciente depende su propio proceso de evolución y el compromiso que tenga en su condición

Si el procedimiento aplicado fue por bloqueo, el protocolo médico establece una única sesión mientras que, en el caso de las infiltraciones, se recomiendan no menos de 10.

El tiempo de permanencia de resultados varía igualmente del compromiso que presenta el paciente en su columna, puede ser de 6 meses hasta 2 años.

Este tipo de terapia muy usado hoy en día para deportistas y trabajadores de carga pesada, no se recomienda en pacientes que estén amamantando o embarazadas ni en personas que sufran de déficit de glucosa 6 fosfato deshidrogenasa conocido como favismo.

¿Quieres dejar un comentario?

Bienvenido a clínica NEURODOLOR, tu centro de diagnóstico clínico y terapéutico. ¿Cómo podemos ayudarte?