El Ozono es un aliado clave en el tratamiento de las lesiones lumbares que afectan la ciática

La afección del nervio ciático es una de las causas más comunes de dolor en las personas adultas.

Cuando usamos el término “ciática” describimos un dolor que se extiende por todo el nervio ciático haciendo ramificaciones que se manifiestan desde la parte inferior de la espalda a través de las caderas, los glúteos y las piernas.

Normalmente esta dolencia se siente en un solo lado del cuerpo y es tratable, pero quienes la padecen deben lidiar con:

  • La inflamación.
  • El molesto dolor que puede ser leve o muy agudo.
  • Sensación de ardor.
  • Entumecimiento u hormigueo en la pierna afectada.
  • Punzadas como si fuese una descarga eléctrica.
  • Debilidad en la pierna.

Los síntomas suelen acentuarse cuando el paciente tose, estornuda, tiene sobrepeso, permanece sentado o acostado por prolongados períodos de tiempo, padece de diabetes o levantar cargas pesadas de forma inadecuada.

La ciática es más una consecuencia a otras radiculopatías que una enfermedad en sí misma. Es frecuente cuando se sufre de hernia discal, espolón óseo en la columna o la conocida estenosis del conducto vertebral que consiste en el estrechamiento de la columna.

En la Clínica Neurodolor hemos tratado pacientes de ciática con la aplicación de Ozonoterapia.

Este tratamiento ha probado sus efectos en la mejora del dolor vertebral provocado por las hernias discales que alteran el nervio ciático.

El ozono con sus propiedades analgésicas, antioxidantes, antisépticas e hidrófugas y antiinflamatorias actúa sobre la columna para aliviar la dolencia.

Esto se logra por medio de infiltraciones de ozono que se pueden aplicar en el disco afectado, por lo que se considera que es una alternativa frente a la opción quirúrgica o en caso de que la ciática sea muy grave, contribuye como tratamiento complementario a la operación.

El número de sesiones necesarias depende de la historia clínica del paciente así como el diagnóstico de su afectación cervical lumbar, sin embargo, en promedio se requieren entre dos y cuatro sesiones en la primera fase.

No hay dudas respecto a la efectividad de las infiltraciones con Ozono en el tratamiento de las radiculopatías y discopatías degenerativas a nivel cervical y/o lumbar, las cuales derivan en la ciática. De esta manera la ozonoterapia ataca la raíz del problema al tiempo que los pacientes superan el dolor y los molestos síntomas sin observar efectos secundarios.

¿Quieres dejar un comentario?

Bienvenido a clínica NEURODOLOR, tu centro de diagnóstico clínico y terapéutico. ¿Cómo podemos ayudarte?